Plantarle cara a la astenia

Leave a comment

Una gran mayoría de la población, de todas las edades,  asegura sentir con frecuencia falta de vitalidad y energía, lo que se como “astenia”.

La astenia puede definirse como la sensación de incapacidad para llevar a cabo las actividades de la vida normal diaria.astenia

La astenia puede ser el  síntoma de una enfermedad crónica pero también puede aparecer sin que exista un problema de salud previo, en este caso suele haber causas externas desencadenantes,  la  falta de sueño, el estrés, el exceso  de trabajo… son las principales causas de ese cansancio e  influyen  directamente en la vida laboral, familiar y social. En estas circunstancias, el cansancio cesa en un corto período de tiempo tras la desaparición de la situación que lo origina.

Existen dos tipos de astenia, dependiendo de las causas que la originan:

Astenia orgánica: las causas pueden ser muy variadas, es menos frecuente que la psicógena, predomina en los varones, suele presentarse de forma aguda y con síntomas precisos. Normalmente, dura menos de dos meses y evoluciona de forma continua, predominando los síntomas durante la tarde. El reposo físico suele proporcionar al paciente una ligera mejoría.

Astenia psicógena: suele estar asociada con trastornos depresivos, cuadros de ansiedad, estrés, etc. Es más típica de mujeres, presentándose de forma paulatina e imprecisa, con una evolución intermitente y una duración muy superior a la astenia orgánica. Los síntomas suelen ser más intensos  por la mañana, sin que el reposo físico proporcione ninguna mejoría.

Los síntomas de ambas son un balance nitrogenado negativo visible en las analíticas, déficit de vitaminas y minerales, pérdida de memoria, dolores musculares, dolor de cabeza, hipotensión, pérdida de peso, falta de apetito y alteración del estado de ánimo.

TRATAMIENTO

El tratamiento es muy recomendable para adolescentes en época de crecimiento, embarazadas, mujeres en época de lactancia, estudiantes o cualquier persona que presente alguno de los síntomas nombrados anteriormente.

Es recomendable seguir las siguientes pautas:

  • Respetar las horas de sueño.
  • Realizar ejercicio físico, ya que el reposo prolongado es contraproducente.
  • Buscar apoyo psicológico.
  • Controlar la dieta, aportando verduras, hortalizas y frutas y limitando las grasas saturadas, ya que estos alimentos suministran vitaminas y minerales.
  • Si el aporte de una dieta variada no es suficiente, es preciso recurrir a un aporte vitamínico o mineral complementario.

La astenia se trata con la utilización de formulaciones  que contienen:

  • Sustancias destinadas a reducir el balance nitrogenado negativo lo que ayuda al músculo a obtener energía y así paliar los dolores musculares, el cansancio y la fatiga (L-carnitina, arginina, ácido aspártico, citrulina, etc),
  • Sustancias con leve acción estimulante (cafeína, deanol, ginseng, etc) que aumentan la resistencia a la fatiga y al estrés.
  • Estimulantes del apetito (pizotifeno, ciproheptadina)
  • Sustancias con acción antidepresiva, ansiolítica y estimulantes del ánimo (hipérico, etc) para evitar la pérdida de interés, el cansancio y las alteraciones del sueño.
  • Vitaminas y minerales

LEOTRON COMPLEX, a base de vitaminas y minerales, con un aporte de Ginseng , incrementa la vitalidad, la actividad mental y fortalece el estado físico. La Jalea Real actúa como estimulante, tonificante y euforizante. Sin gluten ni  lactosa.

ASTENOLIT,  complemento alimenticio a base de ácido aspártico, aminoácidos y vitaminas B1, B6 y B12 que contribuyen a disminuir el cansancio y la fatiga,  favoreciendo el metabolismo energético normal. Igualmente contribuye a equilibrar el funcionamiento normal del sistema nervioso e inmunitario. Sin gluten ni lactosa.

MARCIANITOS INMUNITY, complejo vitamínico en forma de gominolas que con un delicioso sabor dan energía y ayudan al crecimiento de los niños.

 

Si los síntomas persisten durante un par de semanas se debe acudir a una consulta médica.

 

Leave a Reply

*