¡Mantente joven siempre!

Leave a comment

 

¡Hola chic@s!

 

Todos queremos llegar a viejos y si es en buenas condiciones ¡mejor que mejor! ¿Quien no quiere llegar a los 80 y sentirse tan lleno de energía que cuando tenía 40? Ser un abuelo o abuela de los que no hay quien los pare.

Para conseguirlo, debemos cuidarnos desde jóvenes, ya que es la clave de la eterna juventud. Pero, si te ha pillado ya algo mayor, ¡no te preocupes! todavía puedes hacer muchas cosas para mantenerte sano y llegar a la edad de oro como un chaval.

 

·Para tener un corazón sano debemos comer bien, movernos mucho y ser felices. 

Especialmente esto último. Muchos estudios han demostrado lo perjudicial que es el estrés y la tristeza para nuestra salud.

Un estudio comprobó que los telómetros (los extremos de nuestros cromosomas) tienen un papel muy importante en los procesos de envejecimiento de nuestras células, es decir, cuanto más cortos son, antes envejecemos…

 

·Rodéate de gente que te haga sentir bien. 

Nadie quiere relacionarse con personas negativas o problemáticas ya que, de una manera u otra, sus problemas o forma de pensar acabarán afectando a tu vida y no para bien…

Por ello debemos rodearnos de gente divertida, que no cuide, nos valores y nos quiera. Esto hará que te sientas bien y seas feliz.

 

·Ejercita tu mente.

Debemos hacer ejercicio para mantener nuestro cuerpo joven, sano y fuerte. Pero también debemos ejercitar nuestro cerebro para ralentizar el proceso de envejecimiento. Leer, escribir, escuchar música o, simplemente dar un paseo, le vendrá genial a tu cabeza.

 

·Toma el sol.

Si, el sol es peligroso para nuestra salud ¡pero si no tenemos cuidado! Además, gracias a él estamos vivos, respiramos somos felices.

Varios estudios han demostrado que con tomar, al menos, 15 minutos el sol, (SIEMPRE CON PROTECCIÓN SOLAR) seremos más felices. ¡Y qué razón tiene! No hay nada como ponerse debajo del sol y disfrutar de su calor.

 

¡Si sigues nuestros consejos te mantendrás joven durante mucho más tiempo! Y recuerda, la juventud no la marca nuestro cuerpo ¡si no nuestras ganas!

Leave a Reply

*