Las ventajas de las cremas solares

Leave a comment

 

¡Hola chic@s!

Con la llegada del buen tiempo y los primeros días de calor empezamos a oler por la calle ese inconfundible olor a crema solar que tanto nos recuerda al verano, ¿a que si?
Las cremas solares son fundamentales si queremos broncear nuestra piel y protegerla adecuadamente de los rayos de sol, los cuales nos aportan muchos beneficios pero también puede causar problemas si no tenemos cuidado…

Tanto los primeros días de sol como el verano están llenos de peligros para nuestro cuerpo: que si el sol, que si las medusas, los golpes de calor y, lo peor de todo, el temido melanoma…
Sobre todo, como decimos, los primeros días, ya que nuestra piel no está acostumbrada todavía al sol y todavía es muy sensible a sus rayos.

Por ello debemos contar con las cremas solares. Como ya sabéis el sol emite energía con diferentes tipos de radiaciones: los rayos X, las ondas radio, la luz visible, las radiaciones infrarrojas y las radiaciones ultravioleta.
Las ondas de radio, los rayos X (quienes ni siquiera llegan a nosotros) y las radiaciones infrarrojas no son peligrosas, no nos queman, el problema está en las radiaciones ultravioleta…

Las radiaciones ultravioleta se dividen en 3 tipos: UVA, UVB y UVC, aunque la más peligrosa y la que más debe preocuparnos es el tipo UVB ya que sus efectos a largo plazo y sus efectos acumulativos (eso de que la piel tiene memoria) son las causantes de las quemaduras y cánceres de piel.
¿Que quiere decir? Que cuanto más nos quememos de jóvenes más probabilidades tendremos de sufrir cáncer de piel…

Las cremas solares cuentan con una combinación de sustancias químicas cuya misión es absorber las radiaciones ultravioleta y proteger nuestra piel.
Además, estas cremas cuentan fórmulas muy hidratantes cargadas de vitaminas A, E y B5.

Todas las cremas tienen un numerito en el que pone 15, 30, 50, 50+… a la hora de elegirlas debemos saber lo siguiente:
si tienes la piel muy blanquita lo más seguro es que antes de que te des cuenta ya te hayas quemado, por lo que si utilizas un factor de protección solar 15 solo estarás 15 minutos protegida del sol. En cambio, si eres más moren@ puedes puedes utilizar este número de protección solar y estarás (aproximadamente) 150 minutos protegido.

Como ves, todo depende del tono de tu piel y del factor de protección solar, cuanto más clara sea tu piel mayor factor de protección solar necesitarás para estar protegido y recuerda siempre repetir cuando pase el tiempo de protección para que la crema continúe con su misión.

Recuerda que en Farmacia Castán disponemos de una gran selección de protectores solares a tu disposición!

Leave a Reply

*