Disfruta del sol sin riesgos

Leave a comment

Disfruta del sol sin riesgos

TOMAR EL SOL SIN RIESGOS

Con la llegada del verano, nos exponemos de manera más  frecuente al sol. Cuando lo hacemos de forma moderada y tomando las debidas precauciones, notamos sus efectos positivos, tanto a nivel físico como psíquico, como por ejemplo, el fortalecimiento y mineralización de nuestros huesos y dientes, debido a que se estimula la síntesis de la vitamina D, la mejora del aspecto de nuestra piel, una mejora en nuestro sistema inmunitario, etc.

Sin embargo, conviene recordar que una exposición excesiva y sin la protección adecuadapuede acarrear muchos problemas de salud como, cáncer de piel (melanoma y no melanoma), el envejecimiento de la piel, queratosis actínica y otros problemas cutáneos, cataratas y otras lesiones oculares e inhibición del sistema inmunitario.

  • Antes de tomar el sol se debe evitar el uso de productos que contengan alcohol y perfumes, como las colonias o desodorantes, ya que pueden dar lugar a manchas oscuras en la piel.
  • Antes de aplicar el fotoprotector, la piel debe estar correctamente hidratada, limpia y sin maquillaje.
  • Escoger una crema de protección solar alta FPS 30 o muy alta PFS 50+ y con filtro físico para los niños menores de 2 años y químico para el resto de la población. En casos de embarazo, antecedentes familiares de cáncer de piel y fototipos I y II, aplicar productos de fotoprotección alta o muy alta.
  • Este producto debe aplicarse unos 30 minutos antes de la exposición solar, que es el tiempo que tarda la piel en absorberlo, estando la piel bien seca.
  • Repetir la aplicación siempre cada media hora, sobre todo después del baño o de una excesiva sudoración.
  • En lo referente a los momentos del día en los que deberíamos extremar precauciones, entre las 12 y las 16 horas transcurre el tiempo en el que las radiaciones solares son más agresivas, momentos en los que hay que evitar tomar el sol o bien aumentar la protección. Las primeras exposiciones al sol deben ser progresivas en dosis de 10, 15 y 20 minutos y preferiblemente en movimiento. No es recomendable más de media hora al día.
  • Respecto al uso de protectores, se desaconseja utilizarlos de un año para otro ya que han permanecido en lugares sobrecalentados (coches, playas…) y esto puede provocar que los filtros pierdan eficacia y que el índice de protección del producto aparezca rebajado.
  • Igualmente cuidadosos debemos ser a la hora de proteger algunas zonas de nuestro cuerpo y rostro especialmente delicadas: la cara, el cuello, la cabeza, el escote y las orejas son zonas más sensibles al sol.
  • Como medida complementaria al uso de protectores solares se recomienda “el uso de gafas de sol adecuadas, de lápices o barras de labios fotoprotectoras y de sombreros para proteger la cabeza”. En este sentido, también es importante “ingerir abundante líquido, para compensar la pérdida que se produce en la exposición solar”.
  • Algunos medicamentos producen fotosensibilidad cuando nos exponemos. Consultar al farmacéutico.
  • Vigilar los cambios de tamaño y color de pecas y lunares. Acudir al médico en esos casos.

¿CÓMO ELEGIR UN BUEN PROTECTOR SOLAR?

La elección de un protector solar correcto es el primer paso para cuidar la piel y prevenir la aparición de enfermedades dérmicas. El uso del filtro solar debe ser diario, los 365 días del año, y se convierte en un elemento imprescindible con la llegada del buen tiempo.

  • Un buen filtro solar no solo debe proteger de los rayos UVB (responsables de los daños inmediatos sobre la piel como las quemaduras), sino también debe proteger de los rayos UVA (daños en el DNA de la piel, las células, los vasos y los tejidos).
  • Evita los filtros solares que contengan PABA en su formulación, pues este puede causar daño celular y una mayor incidencia de alergias.
  • Deben ser productos estables ante el calor (fotoestables).
  • Se aconseja escoger productos de aplicación sencilla y cómoda para fomentar su reaplicación.

CUIDA TU PIEL SIEMPRE

El cuidado no finaliza tras la jornada de playa o de exposición al sol. Después de una jornada expuesta al sol, la piel está deteriorada por el aire, la sequedad, el cloro o la sal, por lo que conviene tomar una ducha sin usar jabones con demasiados tensioactivos o perfumes. A continuación, se debería aplicar una crema hidratante que nutra, refresque e hidrate la piel. La aplicación de After Sun es una buena opción que nos ayudará a prolongar el bronceado, calmar e hidratar nuestra piel. En este sentido, la alimentación también es importante a la hora de prevenir el envejecimiento cutáneo acelerado. Es recomendable consumir una cantidad adecuada de fruta fresca, verduras y cereales con un alto nivel de fibra o un complemento alimenticio rico en antioxidantes. Por último, recordar que el cabello sufre tanto como la piel. Cada vez que nos exponemos al sol o al agua de la playa, el cabello se deshidrata, pierde brillo y nutrientes. Además, cuanto más tiempo pasamos en el agua, más proteína pierde el cabello. Por ello se recomienda utilizar champú, mascarilla o productos acondicionadores, productos con filtro solar. Además, si nada a menudo hay que utilizar un gorro y evitar exponerse al sol con el pelo mojado o húmedo, pues los rayos ultravioletas hacen más daño al cabello cuando éste no está seco. Si no hay otra opción, puede cubrirse con un sombrero o pañoleta.

TIPOS DE FOTOPROTECTORES

En la farmacia podemos encontrar fotoprotectores en diferentes formas cosméticas, cada cual para una zona determinada o para una mejor aplicación.

  • Geles/cremas: Existen formas en cremas o geles con todas las variedades de protección. Hay que aplicarlas media hora antes de la exposición y repetir la aplicación al menos cada dos horas. PIZ BUIN WET SKIN Spray Solar Transparente 30 SPF
  • Sprays: la forma tradicional de la crema se puede sustituir por sprays, más cómodos y limpios a la hora de aplicar. Fotoprotector Isdin FusiónAir Bruma ultraligera 50+SPF
  • Sprays para el pelo: indicados específicamente para rociar sobre el cabello, evitando así la sequedad debida al sol y su decoloración.
  • Sprays y cremas pediátricas: especialmente indicados para niños. Se deben aplicar media hora antes de la exposición. Fotoprotector ISDIN Pediatrics Transparent spray wet Skin +50
  • Cápsulas orales: Complemento alimenticio de los fotoprotectores tópicos. Intesifica el tono del bronceado. Refuerza el sistema antioxidante cutáneo frente a los radicales libres generados por los rayos solares. Se toma 1 al día durante los días de exposición al sol y nunca se debe sustituir al fotoprotector tópico. Onebiol Solaire Intensif Nutriprotección
  • Sticks zonas sensibles: indicado especialmente para proteger aquellas zonas sensibles, como cicatrices post quirúrgicas, pieles alérgicas al sol, manchas pigmentarias y fotosensiblidad. Eau Thermale Avène STICK 50+ Zonas sensibles
  • Aftersun: Hidrata la piel seca por el sol y la prepara para próximas exposiciones. Tienen propiedades emolientes y calmantes, dando sensación de alivio tras una exposición prolongada al sol o tras una quemadura. Ladival Hidratante de Verano

….y este verano a disfrutar del sol!!!!

Leave a Reply

*