Cómo evitar los golpes de calor

Leave a comment

 

Ya estamos en agosto y con subidas de temperatura incluida. Los termómetros se han disparado en todos los puntos del país y estamos pasando mucho calor.

En Farmacia Castan sabemos que muchos conocen cómo evitar los golpes de calor en verano (beber abundante agua, llevar ropa ligera, no salir a la calle a horas que haga mucho calor…), pero no hay otros muchos que lo desconocen y por eso hoy os lo vamos a recordar en nuestro blog semanal.

Nunca viene mal recordarlo, sobretodo para proteger a nuestros mayores y a los más pequeños de la casa.

¿Sabes lo que es un golpe de calor?

El golpe de calor es una subida de temperatura de nuestro cuerpo llamada hipertermia. Los más vulnerables a sufrirlo son los niños porque su sistema respiratorio no está totalmente desarrollado y hace que pierdan líquidos más fácilmente.

¿Cómo reconocer un golpe de calor?

1-La temperatura corporal se eleva por encima de los 40 grados.

2-La piel se ve seca, enrojecida y caliente al tacto.

3-Se acelera el pulso.

4-Puede producir somnolencia.

5-También se pueden dar náuseas, fatiga, sensación de tener mucha sed y vómitos.

Y, ¿cómo sabemos si es deshidratación?

1-Se nos seca la boca.

2-Baja la presión arterial.

3-Nos sentimos mareados.

Pero lo que realmente importa es saber cómo actuar ante un golpe de calor ya sea con nosotros mismos, con nuestros hijos o con cualquier persona que veamos en la calle con estos síntomas.

 

Esto es lo que debemos hacer:

1-Lo primero y más importante es mantener la calma en la medida que podamos para transmitírsela a la persona que está sufriendo el golpe de calor y que todo sea lo más fácil y rápido posible.

2-Llamar al 112 o si podemos llevarle rápidamente a un centro sanitario.

3-Debemos poner a esa persona en un lugar fresco (a la sombra, en el suelo) y levantarle ligeramente los pies, para que la sangre fluya hasta su cabeza y órganos vitales.

4-También debemos quitarle toda la ropa que nos sea posible y humedecerle la piel por distintas zonas de su cuerpo. ¡Nunca debemos aplicar hielo directamente sobre una persona con un golpe de calor por que el cambio brusco de temperatura puede ser peor! Tenemos que conseguir que la temperatura baje de forma gradual.

Antes de terminar os queremos compartir 10 consejos para refrescarte un poco durante el verano y evitar así los golpes de calor.

1-Toma más líquidos de los que acostumbras para mantenerte adecuadamente hidratado; no esperes a tener sed para beber. Se recomienda consumir entre 2 y 2,5 litros de líquidos al día. Evita la ingestión de líquidos con cafeína, azucarados o bebidas alcohólicas, ya que te hacen perder más líquidos corporales.

2-Haz comidas ligeras, donde abunden las frutas y verduras, y evita las comidas muy calientes.

3-Usa ropa ligera, de colores claros y utiliza gorras y sombreros, así como gafas de sol

4-Evita exponerte al sol durante las horas de mayor radiación (entre las 11:00 y las 17:00 horas)

5-Elije las primeras horas del día para llevar a cabo tus actividades al aire libre y deportivas

6-Cubre las ventanas que reciben la luz del sol, y utiliza toldos, persianas, cortinas o estores para ayudar a disminuir hasta en 80% el calor en el interior de la casa.

7-No permanezcas en un vehículo estacionado o cerrado.

8-Aprovecha las zonas sombreadas o crea entornos con ella

9-Utiliza cremas de pantalla solar con factor 30 o más y renueva periódicamente la protección ante el contacto con el agua o transpiración.

10-Recuerda la especial atención que requieren los niños, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y las personas mayores, ya que son grupos especialmente vulnerables que necesitan proporcionalmente más aporte de líquidos.

Y el último consejo y más importante, es que disfrutéis a tope del verano, siempre con precaución, eso si

Hasta la semana que viene amig@s

Leave a Reply

*